Con-tratos

 

Tu contrato implica

unos límites que se hacen aristas

irreconciliables con la redondez de mis curvas.

Tu contrato supone

cerrar las puertas al  mañana, al quizás.

No contempla más posibilidad que

el inaprensible ahora,

carente de presente.

Mi contrato ofrece

todas las vías posibles,

también la salida de emergencia.

Está abierto al hoy,

al mañana y al pasado,

consciente de que el ahora

es, también, una ilusión.

Parece que tampoco hoy habrá firma.

 

Esta entrada fue publicada en Prosías y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s