Pendiente de un hilo

 

A ti, desconocido,

te propongo unirnos con un hilo.

Suavemente, sin costuras, sin dobladillos;

un hilo que apenas hilvana otro hilo.

Casi no se aprecia,

pero basta para unir la carne

y  dejar volar el alma.

 

 

 

 

 

Esta entrada fue publicada en Amores que viven y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Pendiente de un hilo

  1. Silvia dijo:

    Bella metáfora … unión de las almas … encontré un hilo. Creo que es conocido …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s