2 º C

p1010381.jpg

Hace dos grados que apagué la calefacción,

dejé de tener frío.

Los pájaros trinan

y no es alegórico;

sonrío al futuro,

de pronto, lo hay.

Importa dos grados menos

que me dejaras.

Dos grados se antojan tan poca cosa,

y son la diferencia

entre invierno y primavera.

Esta entrada fue publicada en Amores que viven, Prosías y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s